Cultivo de los tipos de café

Descripción botánica 

Es un arbusto siempre verde en el cultivo, y en el estado espontáneo alcanza a ser un árbol de 3 a 6 metros de altura. Las hojas son grandes, de 10 a 20 centímetros de largo por 4 a 7 de ancho, de consistencia coriácea y de color verde brillante en su •cara superior. Las flores se encuentran agrupadas en las axilas de las hojas y son blancas o cremosas, muy fragantes. Los 'frutos son verdes al principio y se ponen rojos en la madurez. Tienen en su interior dos semillas yuxtapuestas.

 

Historia del café

Se lo considera al café originario de Etiopía, Arabia, Asia tropical, África, pasando de allí a Etiopía, Asia Menor, luego a Europa, y de allí a América del Sur. La nación productora de café por excelencia es Brasil, pues suministra el 67,5 % de la producción mundial. Los otros países productores son Venezuela, Colombia, Guatemala, México, Haití y El Salvador.

CLIMA y SUELO.  Las principales regiones productoras de café se encuentran entre los 22° y 25° de latitud, y los "mejores cafetales se hallan ubicados en niveles elevados, colinas, montañas, etc.
Se da bien en las zonas montañosas, 'en laderas de no mucha inclinación, requiriendo terrenos frescos y profundos, ricos en materia orgánica. Como es ¡planta que gusta de la semisombra, el  ambiente de los bosques no muy tupidos le es muy propicio, y muchas plantaciones se desarrollan bajo esas condiciones naturales.

Tipos de café

Hay diversas variedades de café, siendo las más afamadas, por su aroma y sabor, las originadas en Arabia. El uso del café como bebida está uni. versalmente extendido, habiéndosela llamado "el néctar negro de los dioses blancos".
PROPAGACIÓN.  Lo que más se utiliza es la propagación por semilla, pero también se puede efectuar por estacas y por acodos. Las semillas se conservan en el mismo fruto hasta la primavera, que es la época de siembra. Se siembran en almácigas, las que deben hacerse en terrenos que tengan bastante materia orgánica, y suministrárseles algo de sombra, por medio de pencas de palma, tela de cubrir tabaco, etc. De la almáciga se trasplantan al vivero y de allí a los dos años a su sitio definitivo. A los tres años de estar ahí, se podan dándoles forma de copa, con lo que se facilita la cosecha.
Es indispensable procurarle al café una semisombra, como ya se ha dicho. Con este fin puede usarse provisionalmente el plátano, que crece muy rápidamente, sustituyéndolo después con plantas definitivas de sombra, como las distintas especies de "Erithryna" o el baobab.

En los lugares en que es posible distribuir las posturas a distancias regulares, puede darse de 4,50 a 5,50 m entre planta y planta. Es práctica poco recomendable utilizar las posturas que surgen espontáneamente en un cafetal por germinación de la fruta caída, pues ésta puede ser de mala calidad. Por el contrario deben utilizarse posturas de los semilleros hechos expresamente, con frutas maduras, selectas, sanas y de la variedad que sea más conveniente.
La variedad de café recomendable en cada caso, depende de las exigencias locales de la topografía del terreno y del interés del mercado al que el producto se destina.
FERTILIZANTES.  Los fertilizantes que más convienen son los que tienen un mayor contenido de potasio.

COSECHA. 

La cosecha se inicia después del cuarto año, cuando las frutas maduran, o sea, cuando toman un color rojo como el de las cerezas. La operación es cuidadosa y se hace a mano, generalmente por mujeres y niños, evitándose la forma llamada de "ordeño" y recolectando fruta por fruta, para impedir que la planta se resienta y merme su cosecha del año venidero.
La fruta se embolsa y es llevada a patios o secaderos de cemento, donde queda extendida expuesta al sol, debiéndosela remover dos o más veces durante el día. Cuando los frutos están bien secos se procede al despulpado por medio de prensas especiales revestidas .de caucho para evitar la excesiva presión sobre los granos. Se obtiene así el café plateado, el cual, mediante un nuevo tratamiento en máquina a presión hidráulica, se transforma en el café comercial. Sigue luego el proceso de selección.

RENDIMIENTO.  Se calcula un rendimiento medio por hectárea de 1.000 kilogramos. Durante el proceso de la torrefacción sufre una pérdida en peso del 15 al 20 %.