Maíz: su producción, siembra y cultivo

El hombre blanco vio por primera vez el maíz en América. El origen del maíz, según las últimas investigaciones, estaría comprendido en un círculo que abarcaría parte del Brasil, del Paraguay y de Bolivia.

CLIMA y SUELO.

De una elasticidad de hábito excepcional, el maíz se encuentra en casi todas partes, cubriendo una superficie variable; pero el gran cultivo exige zonas templadas y de lluvias regulares.

Aunque el maíz prefiere terrenos fértiles, puede cosecharse en una gran variedad de tierras, las cuales deben estar bien drenadas a fin de que no se encharquen las aguas.

 SIEMBRA DEL MAÍZ

Debe romperse el terreno con suficiente anticipación para que quede bien meteorizado y cruzarse y gradarse finamente, a fin de que en el momento de la siembra encuentre la tierra bien pulverizada.

Preparado el terreno, la siembra se efectúa con máquinas especiales, consistentes en 3 recipientes cilíndricos destinados a guardar el grano y separarlos unos de otros a 75 centímetros más o menos, que es la distancia que en realidad quedará entre los surcos de maíz. Al ponerse en movimiento la máquina, los granos caen en el surco cada 25 centímetros. Otro sistema consiste en colocar 2 granos cada 50 centímetros, facilitando así las tareas del cultivo al quedar las plantas separadas a mayor distancia.

BREVE DESCRIPCIÓN DE LA PLANTA. Una planta de maíz posee alrededor de 12 hojas de forma lanceolada, angostas, de 60 centímetros más o menos de largo. A una altura media brota una o más espigas, cuyos estigmas o barbas quedarán fecundados por el polen. En la extremidad de la planta se encuentra el órgano masculino o panoja, productor de polen.

El maíz tiene un sistema radicular en cabellera y presenta la particularidad de poseer raíces adventicias que se advierten cuando las plantas tienen una altura de alrededor de 40 centímetros. Aparecen estas raíces en los nudos de la caña.
Una planta adulta de maíz posee una altura variable entre los 60 centímetros y 3 metros.

LABORES DE CULTIVO. 

Cuando las plantas alcanzan 20 centímetros de altura conviene pasar entre ellas y entre los surcos herramientas que a la vez que extirpen las malezas dejen más suelta la tierra. Estos dispositivos se conocen con el nombre de carpidores. 
Cuando las plantas llegan a los 40 ó 50 centímetros, es importante darle '11 maíz la primera aporcadura, para que las raíces puedan desarrollarse fácilmente. La máquina aporcadora puede realizar una buena labor, habiéndolas en el mercado para pequeñas y grandes plantaciones. Estas máquinas están constituÍdas l?or una pieza en forma de "V", que a su paso arroja tierra contra las plantas.

TIPOS DE MAÍZ

.  Existen alrededor de 10.000 variedades de maíz, que presentan características distintas; las diferencias fundamentales se aprecian en realidad cuando se considera la estructura de su grano. Así, podemos agruparlas según la textura y configuración en:
1)    Maíces duros o Flint. Son los de mayor importancia comercial en la Argentina y otros países. Tienen una estructura vítrea.
2)    Maíces dentados. Presentan en su parte superior una hendidura o depresión dándoles un aspecto parecido al diente de un animal; de ahí la denominación.
Estados Unidos tiene su producción de este tipo. Son los más indicados para el engorde de ganados.
3)    Maíces dulces. Poseen granos surcados por pliegues y corresponden a los maíces utilizados como hortaliza. Tienen alto contenido en azúcares y son suaves al paladar.
4)    Maíces almidoneros. El grano está formado por una harina fácilmente desmenuzable al tacto. Tienen aplicación en la industria.
 

ESTADÍSTICAS

Estados Unidos encabeza la estadística como nación productora de maíz, con un total de 60 a 80 millones de toneladas, según los años. Lo notable es que no solamente consume toda su producción, sino que en ocasiones debe recurrir al mercado externo. Este hecho se debe al aprovechamiento que los americanos dan a este cereal en la granja y en particular en la cría de porcinos.
La Argentina, principal país exportador, produce alrededor de 10 millones de toneladas anuales.

HIBRIDACIÓN

a fitotecnia moderna ha dejado el camino de las variedades, que consistía en la elección de determinados tipos de maíces y su posterior conservación. La base para tal selección era una característica que se deseaba generalizar y estabilizar posteriormente. Pero hoy la ciencia ha tomado otro sendero y ha encarado la obtención de híbridos comerciales de maíz, que consiste en el apareamiento artificial de dos líneas que se han autofecundado durante largos años. Estas líneas autofecundadas son plantas que el hombre año tras año hizo que se fecundasen con el propio polen. El rendimiento de dos líneas tales, elegi.das entre millares, es muy superior al que puede dar una variedad. 

COSECHA

l maíz se cosecha a mano cuando está tierno, si se va a emplear para la alimentación humana en esa forma, o se deja secar en el terreno. Finalmente, se termina su proceso de secamiento en "pilón", pudiendo ser desgranado o almacenadas en las trojes sus mazorcas cuando están definitivamente secas.
Últimamente se ha inventado una máquina, "pickcorn", que realiza la cosecha con gran rapidez y economía de mano de obra. La cosecha de las espigas secas se realiza en verano u otoño, según las variedades sembradas, cuyo ci. clo de producción va desde los 60 días hasta los 10 meses.
U na hectárea de maiz rinde de 10 a 40 quintales.

Panificación con maíz

El maíz entra en la alimentación humana en proporción notable, y constituye la base de una gran parte de alimentos para los animales domésticos y en especial para el ganado lechero. La producción maicera del mundo, como ya dijimos, alcanza cifras extraordinarias, debido precisamente a sus incalculables formas de aprovechamiento.

La industria obtiene del grano de maíz, por diferentes procesos, alcohol etílico, aceites, gomas para timbrados, glucosa, harina para fabricar pan, y muchos otros productos.
La utilización del maíz en el engorde del ganado da excelentes resultados, prefiriéndose los dentados y almidoneros. Los maíces Flint son recomendados para aves.

La planta verde puede ser ensilada y destinada a la alimentación del ganado lechero.

ENFERMEDADES.

  En realidad, el maíz no tiene problemas sanitarios graves. El carbón "smut" es el principal enemigo. Debe su nombre a las bolsas carbonosas que se forman sobre la planta del maíz. Esta masa negra corresponde a los órganos de multiplicación del agente causal de la enfermedad, que es, como ya se dijo, un hongo.

Se combate esta enfermedad sembrando variedades resistentes.

 

Inicio de sesión