Yerba mate, cultivo, tipos de mate

La yerba mate está considerada entre las plantas seudo alimenticias, porque teniendo cualidades alimenticias no constituye un alimento completo.
Es estimulante debido a un alcaloide que contiene, denominado "mateína", que es semejante a la cafeína del café y que se encuentra en una proporción del 1 % más o menos.
Es originaria de Sudamérica, y donde está más difundido su cultivo como asimismo donde existe el mayor número de plantas silvestres de yerba mate, es en el Brasil. Su cultivo está también muy difundido en Paraguay y Argentina.

CONSUMO DE YERBA

El consumo anual de yerba mate en el mundo es aproximadamente de 120.000.000 de kilogramos, de los cuales solamente el Brasil aporta 73.000.000 de kilogramos, el Paraguay 12.000.000 de kilogramos y la Argentina 35.000.000 de kilogramos.
En Europa su consumo es muy limitado, siendo Italia y Francia los países en que más difundida está.

Tipos de mate

Es un árbol  frondoso cuya altura varía de 4 a 6 metros cuando es cultivado y que puede llegar a 25 metros en estado salvaje. Su longevidad es grande, pues se considera que su producción va en aumento hasta los 25 ó 30 años. En estado espontáneo su vida se calcula en más de 100 años. Sus hojas, que constituyen la parte aprovechable, son de color verde oscuro, de consistencia coriácea, de forma ovalada, con borde más o menos dentado y de un tamaño promedio de 10 centímetros de largo por 4 centímetros de ancho.

Hay plantas de flores masculinas y plantas de flores femeninas; por lo tanto, la fecundación se produce en gran parte por medio de los insectos y el viento, aunque en menor escala en esta última forma, Los frutos tienen un tamaño de 6' a 7 milímetros de largo por 5 a 6 milímetros de ancho.

CLIMA y SUELO. 

Requiere temperaturas elevadas, mucha humedad en la tierra y en el ambiente, siendo el clima óptimo el que presenta 200 a 230 de temperatura media anual y lluvias abundantes. No resiste a las heladas si éstas la toman en el período de brotación.
Los mejores suelos para esta especie son los arenaarcillosos y arcillaarenosos, ricos en ácido fosfórico, potasa y hierro. Suelos profundos, frescos, con subsuelo permeable. Las tierras coloradas son las mejores para la yerba mate.

SIEMBRA.

  Para extraer la semilla de los frutos se ponen éstos en remojo durante varias horas, luego se desmenuzan con un palote hasta formar una masa, que se coloca sobre un cedazo en el agua. El mucílago filtra y queda sobre el cedazo el hollejo y la semilla. Se separa la semilla y se pone a secar sobre una lona, a la sombra.
La semilla así obtenida se siembra en almáciga protegida del sol por una enramada. Se deben dar dos o tres riegos diarios no muy intensos. Normalmente germina después de 60 ó 70 días de la siembra, pero si las condiciones climáticas no son favorables, puede demorar hasta 120 días. Cuando las plantitas tienen de 6 a 8 hojitas, se trasplantan al vivero, donde se plantan en líneas distanciadas 20 centímetros en todo senti10. También el vivero debe ser protegido para evitar la acción directa de los rayos solares. Se dejan en el vivero de 20 a 22 meses, hasta que ya teniendo corteza, se llevan al lugar definitivo. Se practican hoyos de 40 centímetros de profundidad por 40 centímetros de lado a una distancia de 3,50 metros en todo sentido, con lo que se obtiene una densidad de 800 plantas por hectárea.

COSECHA.  Comienza la cosecha a los 4 ó 5 años de la plantación, cuando la planta tiene de 1,50 a 2 metros, dando en esta primera cosecha de 500 a 1.500 gramos de hojas, para llegar a dar después de los 20 años, de 50 a 60 kilogramos.
La parte utilizable son las hojas y las ramitas finas de menos de 4 milímetros de diámetro.
Al hacer la cosecha hay que dejar en el árbol un 70 % de su follaje, pues si  queda desnudo, estará expuesto a las heladas, que son para esta planta sumamente dañinas.
El producto de mejor calidad se obtiene cuando la cosecha se realiza cada 3 años, pues de esta forma las hojas están bien sazonadas y proporcionan un producto de buen sabor y aroma agradable.

lNDUSTRIALIZACIÓN DE LA YERBA MATE. 

Para llegar a la obtención del producto final, es necesario someter a las hojas y ramitas cosechadas a una serie de procesos, los cuales se exponen a con• tinuación en forma sumamente sintética:
"SAPECADO". 

Consiste en eliminar rápidamente el exceso de agua en las ramas, por exposición de las mismas a un fuego vivo.

TORREFACCIÓN o SECADO. 

ermina de eliminar el agua contenida en las hojas. Esta operación se efectúa en un dispositivo denominado "barbacuá", que consiste en una armazón de ramas en
forma de cúpula, sobre la cual se colocan las hojas; puede secarse a fuego directo o indirecto, siendo más conveniente este último sistema, pues evita la llegada del humo a las hojas.

CANCHADO.  Consiste en romper las ramitas y hojas. Antiguamente se utilizaban cuchillos de madera, con los cuales se golpeaba la yerba colocada en una arpillera sobre un piso duro, pero en la actualidad se realiza sobre una plataforma circular de hierro en cuyo interior gira un rodillo cónico dentellado de madera. Este rodillo se hace girar por medio de un caballo y desde el exterior se remueve la yerba para facilitar el canchado.

ESTANCAMIENTO.  Una vez canchada la yerba se lleva a depósitos especiales de madera, donde permanece hasta su venta. Es necesario un estacionamiento mínimo de 9 meses. Aquí se termina de sazonar, se enriquece en aceites esenciales y toma el aroma especial que caracteriza a la buena yerba mate.
Por último, se efectúa la molienda, operación que se realiza en los molinos instalados en las grandes ciudades, y se envasa.

ENFERMEDADES.  Las enfermedades que atacan a esta especie, si bien numerosas, son muy poco conocidas. Las principales son las siguientes: mal negro o necrosis, gangrena seca y gangrena húmeda. Estas tres enfermedades son de origen desconocido. Hollín o fumagina, sarampión, viruela blanca y viruela parda, producidas por hongos, y, por último, daños de origen animal producidos por taladros, pulgones, orugas, etc.