Árboles de palta o aguacate, todo para su cultivo

Terreno para el cultivo de palta

No es muy exigente en terreno. Ahora bien, en las tierras de subsuelo muy arcilloso, donde la humedad se mantiene demasiado, se pudren las  raíces. Es frecuente el caso de plantas de aguacate que se desarrollan bien hasta los cuatro o cinco años, y a partir de esa edad languidecen b mueren, porque sus raíces principales llegan a la zona húmeda. En todo caso, el terreno debe tener buen desagüe.

DISTANCIA CONVENIENTE.  La siembra debe hacerse en cuadro, colocando las plantas de 9 a 10 metros unas de otras. La tendencia es sembrar más cerca de lo que indicamos; pero hay que darse cuenta de que los aguacates son árboles corpulentos que necesitan espacio. ,
HOYOS Y MANERA DE PLANTAR.  Como en los citrus.

 

Tipos de aguacate

Todas las variedades de aguacates proceden de tres tipos principales o razas, que son: "Antillano", que es de cáscara lisa y forma más o menos aperada; "Guatemalteco", de cáscara áspera y rugosa, más o menos redondo, y "Mexicano", de cáscara lisa, muy pequeño y de forma más o menos ovalada.
En realidad, el número de variedades de aguacate que existe en los. países donde este fruto se cultiva es incalculable, pues se han hecho muchos injertos ocasionales, aprovechando condiciones ventajosas de plantas aisladas pertenecientes a cualquiera de los tres grandes grupos o razas de que hemos hablado.

Se ha podido observar que en aquellas plantaciones de aguacate fomentadas a base de una sola variedad, la producción se va haciendo más limitada con el tiempo, debido a dificultades en la fecundación de las flores.
Desde este punto de vista, y también por la conveniencia de tener distintos tipos y variedades, de acuerdo con las necesidades de los mercados, en una plantación deben escogerse diferentes variedades para formada.

SEMILLEROS. 

Utilizar tierra bien desterronada, suelta, mezclada con abono de establo muy podrido, y levantar canteros. La semilla, que debe ser de aguacate criollo, se coloca a muy poca profundidad, de manera que quede fuera de la tierra una tercera parte.

La propagación por semilla sólo debe  interesar a los que quieran injertar usándolos como patrón, pues el aguacate es uno de los frutos que más degenera cuando se multiplica por semilla.

INJERTO. 

El injerto de escudete, descrito en los citrus, puede considerarse como el más práctico. Le sigue en orden de conveniencia el de chapa, especial para el aguacate.

Se saca de la planta que queremos reproducir un pedazo en forma de chapa, como de dos dedos de alto por dedo y medio de ancho, quedando la yema en el centro. Entonces al patrón se le saca un pedazo de la corteza exactamente igual en tamaño y se pone en su lugar la chapa con la yema, amarrándolo ligeramente con rafia o tela encerada.