Árboles de mango

TERRENOS APROPIADOS

En general puede decirse que el mango no es muy exigente en terreno, pero es conveniente aclarar que en las tierras demasiado húmedas no desarrolla bien. Los terrenos arcillosos, cuando son altos, con fáciles drenajes, son aceptables para el mango. Lo ideal, sin embargo, es un terreno de fondo con buena fertilidad. Se planta siguiendo las indicaciones que se dieron para los citrus.

DISTANCIA CONVENIENTE.  El sistema más práctico para plantar los mangos es formando cuadros, poniendo las plantas por lo menos a 9 metros unas de otras.

Tipos de mango

Las principales variedades son:
MULGOBA.  Es la variedad tipo, de la raza de mangos más interesante de la India. Árbol recto, de mucha copa. Fruto grande, de 300 a 500 gramos, color amarillo fuerte de albaricoque, con rojo alrededor de la base o sobre el lado opuesto, lunares más o menos numerosos; cáscara gruesa; masa amarillo naranja, fina, sin fibra, sabrosa.
HAYDEN o HADEN. Desciende directamente de la raza Mulgoba y es más prolífica y comercial. La planta es más resistente. Cuando sazonan, los frutos son de bella coloración rojo tornasolado, combinado con un fondo amarillo in. tenso. Es casi ovalado, relativamente muy grande. No tiene fibra y la pulpa es suave, jugosa y dulce. Es una variedad positivamente muy buena desde todos los puntos de vista.

FILIPINAS.  Muy popular y seguramente uno de las más comerciales. El árbol es característico y prolífico. Frutos comparativamente grandes, de cáscara lisa, fina, verde claro; forma alargada, estrecha y ligeramente puntiaguda. J\1asa suave, dulce, sin ninguna fibra. Otras variedades interesantes de mangos son:
"Bizcochuelo", al parecer originario de Cuba, "Toledo", "Corazón", "July", "Saigón" .

SEMILLEROS.  Deben hacerse en canteros levantados lo menos 10 centímetros para evitar el encharcamiento. Mézclese la tierra con abono de establo bien podrido, restos de hojas y otras materias orgánicas. Cuando las plantitas alcanzan 25 centímetros deben trasplantarse del cantero a la tierra, colocándolas en surcos de 35 a 45 centímetros de separación y manteniendo la distancia de 30 entre planta y planta. Así deben crecer hasta que se vayan a injertar, un año después.

INJERTOS. 

El injerto más popular en el mango es el llamado "de aproximación", que es fácil de realizar, aunque es lento, no siendo aconsejable cuando se trata de injertos en cantidad. Consiste en la unión de dos ramas: una el patrón y la otra el injerto. A ambas se les quita la corteza y una parte muy pequeña de la madera, se unen y se amarran, apretando algo más en la parte baja.