Cultivo de la planta de algodón

CLIMA y SUELO. 

El algodón es planta de climas calientes. Se da en una gran variedad de suelos. Muchas tierras áridas y de reducida capa vegetal son utilizadas en este cultivo. En general los terrenos livianos, de fácil drenaje son preferidos.
En aquellos suelos donde la humedad se mantiene mucho, el algodón generalmente es muy atacado por el "picudo", plaga que tiene gran importancia en dicho cultivo.

Cultivos de algodón

 La preparación del terreno debe ser cuidadosa, procurando que no haya terrones al hacerse las siembras.

SIEMBRA. ELECCIÓN DE LAS SEMILLAS. En cuanto a la semilla, es necesario ele. gil' para siembra aquella variedad que sea la más práctica en la zona donde él se da, de acuerdo con las necesidades del mercado y a los siguientes caracteres: calidad de la fibra, resistencia a las plagas, duración del ciclo vegetativo, resistencia a los factores ambientales adversos, porcentaje de fibras, etc. Por estas razones el productor tiene que mantener contacto con las estaciones experimentales, a fin de estar orientado en materia de semillas, especialmente en lo que res. pecta a la variedad.
En general la semilla del algodón constituye un subproducto muy apreciado por su aceite comestible y por la harina que resulta de moler su residuo, la cual tiene un 20 % de proteína cruda y es muy apreciada para la aplicación en la alimentación del ganado y como fertilizante. Por todas estas razones interesa que el agricultor tenga en cuenta los caracteres de la semilla.

SISTEMA DE SIEMBRA. 

Puede sembrarse a surco corrido o en camellones, siendo 'este ultimo sistema el más utilizado. La formación de éstos es más rápida cuando la tierra ha sido roturada con bastante anticipación, debiendo quedar listo el camellón 2 semanas más o menos antes de la siembra.

La distancia de siembra es factor importante. La Estación Experimental de Oklahoma da como resultados de sus investigaciones 30 centímetros entre plantas y 1 metro entre camellones. La distancia depende en general de la calidad de la tierra, tipo de la planta, distribución de las lluvias y demás factores, que el agricultor tendrá que tener en cuenta en su localidad.

ÉPOCA DE SIEMBRA.  Se recomienda sembrar lo más temprano posible, en la primavera.
CUIDADOS DE CULTIVO.  En sentido general, se recomienda mantener el campo libre de hierbas. Muchos agricultores importantes pasan al campo una escardadora mecánica desde los primeros días de vida de las nuevas plantas.

COSECHA. 

La del algodón es una de las cosechas que requiere más mano de obra, calculándose para un acre 144 horashombres. Cada día se emplea más la maquinaria para la preparación del terreno, y labores de cultivo de las plantas. últimamente se han utilizado máquinas de recolectar, que vencen algunas de las más serias dificultades que esta clase de máquina ha encontrado siempre. Esta máquina moderna recoge el algodón, dejando en la planta aquellas motas que no están en condiciones de ser aun cosechadas. Esto constituye    desde el punto de vista de la economía de la producción una conquista de alta importancia.

INSECTOS y ENFERMEDADES. 

Los insectos y enfermedades que atacan al algodón son de mucha importancia, y quien produzca en escala considerable tiene que estar preparado y atento para combatir al "picudo", que ataca las cápsulas, la oruga o "lagarta rosada del capullo", los pulgones, la pudrición de las raíces, el marchitamiento o "wilt" , etc. Felizmente, la lucha contra estas plagas . se realiza hoy con mayores facilidades, pudiendo disponer el cosechero de espolvoreadoras o atomizadoras de capacidad adecuada para la importancia de sus siembras. Además, en materia de polvos y Líquidos insecticidas, la industria pone ya al alcance de los productores mezclas muy efectivas y comparativamente económicas.

 

RENDIMIENTOS. 

El rendimiento medio del algodón bruto por hectárea oscila alrededor de 1.000 kilogramos, de los cuales se obtienen de 250 a 300 kilogramos de fibra. La relación fibrasemilla es de 1 a 3.

Tipos de algodón

El mercado del algodón tiene especiales peculiaridades, y son numerosas las clasificaciones del producto, atendiendo a la calidad de las fibras y su longitud, color y pureza. Cada uno de estos grados se divide en otros varios, según su mérito.